Durante muchos años Ferrari
dibujó sus viajes a Bolivia en cuadernos de dibujo que guardó celosamente a lo largo de su vida. En ellos están los apuntes que luego retoma y explican muchos de sus óleos. En su gran mayoría se trata de blocks con espiral, de tapa dura marca Meridiano, n° 6, de 29 x 40 centímetros, de papel tipo canson de alto gramaje.
Básicamente todos los trabajos estan realizados con lapicera de fibra, en tinta negra, y muchas veces retocados indistintamente con témpera, pastel o tintas de color.
Utiliza las hojas casi exclusivamente de forma apaisada "all'italiana".
Son blocks de 40 hojas y si bien son pocos los que hoy están completos, creemos que es interesante poder ver el material restante en el orden que fueron dibujados. Esto nos da un amplio campo de lectura; nos permite leer la evolución de los estudios, las diferentes opciones compositivas o los detalles en que fue deteniéndose. Podemos observar la insistencia conque abordó algunos sujetos, a veces desplegados en varios estudios dentro de la misma hoja. Descubrir también los encuadres que observa y profundiza, como si ya estuviese pensando en el cuadro del que podrían ser origen.
 
  1

 




En la hoja que hemos numerado 1 vemos una escena con varios personajes de una comparsa de carnaval. En el centro, encontramos un niño ángel que es retomado en la hoja 2, en el mismo lugar de la composición ; pero en una pose apenas diferente.
Siempre en la hoja 1, este conjunto compuesto por el niño y los personajes que lo rodean, es nuevamente dibujado a la derecha de la misma.
 
  2


El mismo conjunto de la hoja anterior viene nuevamente propuesto –con su angelito de espaldas- pero ampliado y trabajado con mayor detalle ocupando todo el centro.

Este ir y venir de estudios se repite en los personajes con los « toritos », quienes parecen estar esperando su turno para comenzar a danzar, como los veremos en otros cuadernos.
 
  3




El conjunto estudiado en los dos trabajos anteriores aparece nuevamente, alejado, a lo alto de la hoja número 3. Lo acompañan estudios de mujeres conversando u ordenando sus puestos de venta de panes.

Entre tantos detalles que podrían destacarse es interesante observar cómo, además de la delicadeza del dibujo en sus detalles más mínimos, un segundo dibujo, compositivo, se superpone al primero armando el plano.
Es interesante observar la composición; en la hoja 1 se destaca la construcción con triángulos opuestos, aquí una vertical que divide el plano en dos y una diagonal ascendente de izquierda a derecha.
Más observamos, más secretos encontramos.

 


 
  4




En la hoja 4 se destacan los dibujos de los parasoles, que volvemos a encontrar al final del cuaderno en las hojas 25 y 26
 
  5


En tres momentos diferentes, una mujer se acomoda su lliclla, otra mira de costado sentada sobre una gran bolsa.
 
  6
 
  7
 
  8
 
  9
 
  10
 
  11
 
  12
 
  13
 
  14
 
  15
 
  16
 
  17
 
  18 (reverso del dibujo 17)
 
  19
 
  20
 
  21
 
  22
 
  23
  24
 
  25
 
  26